Y así fue…


Pensamos un día como queremos morir, la muerte que todo el mundo desea es una muerte cálida entre tus seres queridos, pero una cosa muy diferente es lo que uno quiere para la muerte de sus seres queridos, en eso, realmente casi nunca pensamos, los que aún tenemos padres pensamos que nunca morirán, que siempre estarán ahí, en el momento en el que los necesitemos, a la vuelta de la esquina, al otro lado del teléfono, y si pensamos que morirán, será después de una enfermedad que irá evolucionando lo suficientemente lento para irnos preparando aunque realmente nunca estaremos preparados para la muerte de un ser querido, pero ¿que pasa cuando no hay dicha enfermedad?, ¿qué pasa cuando las cosas pasan de un momento para otro?, cuando ves a tu ser amado un momento saliendo de casa y en 10 minutos se te informan que el hecho para el cual nunca estas preparado sucede, te informan que esa persona que viste salir de casa caminando, se fue, así, repentino, súbitamente, sin despedirse, en menos de 10 minutos se te cierra el cielo, se llena de nubes, aparece el eclipse total de sol y la luz se apaga, la vida se detiene, no sabes que pensar, no es algo que pueda ser creíble, no puedes creer que aquella persona a quien creías indestructible, aquella persona que creías que nunca iba a morir este ahí, inerte, sin vida, lejos de ti, en un plano que no puedes alcanzar por el momento, no puedes creer que esa persona a la que amas se haya ido tan rápido, sin previo aviso, sin enfermedad larga, sin esa calidez que todos soñamos, sin esos seres queridos rodeando tu cama, noo, eso no pasó, sucedió todo lo contrario, en 20 minutos, la familia enterada fue, en 25 minutos, los amigos, en 30 minutos el pueblo, en 6 horas el cuerpo yacía en su último lecho inerte, parecía dormir, descansar plácidamente, solo un moretón, unos cuantos rasguños, parecía que en un momento iba a sentarse y a decirme como me decía siempre: Chiquilla!, pero noo, eso ya nunca más volverá a suceder, nunca más lo veremos en su pasatiempo favorito: cazar moscas, nunca más lo regañará mi mamá, nunca más… se me fue, se nos fue, ya no regresará… salió de casa caminando, tambaleante, pero caminando, luego de eso, cruzó la puerta de su casa en un ataúd, cargado por gente extraña, de una funeraria X, la familia destruida pero a la vez unida, los hijos de lejos llegan, las hermanas se abrazan, la madre le llora, se rompe, pero la familia la sostiene, los amigos presentes estaban, cuñadas, tías, primas, hijas, hermanas, nietos, bisnietos, la cabeza de la familia entraba como nunca lo quisiera uno, entraba a su casa con los pies por delante, sin un aliento de vida en su cuerpo

El porque, solo Dios lo sabe, el como, también solo Dios lo sabe, ahora eso ya no importa, eso no le importa a la viuda, eso no le importa a las hijas sin padre, eso no nos importa a los nietos sin abuelo y mucho menos a los bisnietos sin bisabuelo, lo que importa realmente es aquella abuela rompiéndose el alma con el sufrimiento, rompiéndose el corazón, derramando sus lágrimas, pidiendo que regrese caminando su esposo, preguntando donde está su esposo, preguntando porque se fue, porque la dejo sola, a pesar de que no lo está, ahora lo que importa son las hijas que lloran a su padre, lo que importa son los hijos que llegan de lejos, lo que importa es que los nietos dejamos correr tantas lágrimas por su partida, lo que importa es que los amigos acuden a acompañarnos, que la familia se reúne, que ahora, hoy, se nos fue la cabeza de la familia, pero que deja atrás una familia unida, donde no hay miradas hirientes, sino miradas heridas, no hay palabras ofensivas, sino palabras amorosas, no hay envidias, ni celos, sino tristeza que nos une

Pocas veces una familia se reúne, ni siquiera en navidad, fin de año, cumpleaños o bodas se reúne tanta familia como en los casos de fallecimiento, eso es triste, deprimente, afortunadamente se ve donde existen los amigos, se cuentan y encontramos más de 100 personas estando con la familia

El verbo hubiera no existe y sin embargo es lo único que podemos decir tantas veces… no hubiera salido, no lo hubiera dejado, no lo hubiera permitido, hubiera hecho, hubiera dicho… tantos y tantos hubiera, pero ninguno sirve, ninguno se puede hacer, ahora no hay marcha atrás, ahora solo queda esperar lo peor y desear lo mejor, el trago más amargo es al final, el trago más amargo será en unas horas, será el entierro, ver como aquél hombre al que tanto amamos tantos se lo traga la tierra, el último adiós

Dos ocasiones contando esta he pasado esto, la primera hace 12 años, mi amada bisabuela se fue de este plano terrenal, en aquella ocasión no se pudo despedir físicamente, pero regresó a despedirse, lo que siempre le he agradecido, le di el último abrazo y desde ese entonces siempre ha estado conmigo en los grandes momentos: mis 15 años, mis tantas lágrimas derramadas durante la carrera, todas y cada una de las veces que mi corazón se ha roto por ingratos, mis carreras de atletismo, mi graduación, por que siempre la he llevado en mi corazón, ahora no solo será un ángel que esté a mi lado cuando reciba mi título, serán dos, porque así como he cargado diariamente con el recuerdo de mi abuelita, irá conmigo el recuerdo de mi abuelo

Mi Juanito, tantas cosas te faltaron oír, te faltaron ver, por lo menos pudiste verme convertida en una médico, no pude despedirme, pero te espero en mis sueños para darte tu abrazo de despedida, nos dejas a tu amada, te la vamos a cuidar hasta que Dios te diga que puedes venir por ella, nos dejas a tus hijos que vamos a querer, respetar y honrar, nos quedamos los nietos, unos los viste graduar, tienes ingenieros, contadores y una médico, unos los verás desde tu nube graduar, y otros cuantos mas profesionistas un día formarán una familia, de las que viste que se formaron se quedan tus bisnietas, a las últimas que pudiste sostener en tus brazos y a las que no, siempre les hablaremos de ti, dejas una gran familia que seguirán honrando tu nombre y tu apellido, pudiste con tu partida unirla, desde donde quiera que estés ora porque continúe así

Tu familia te ama y nunca te olvidará

Descansa en paz Juan Cortés

P1000742

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s