La primera vez


Dicen que la primera impresión es la que más cuenta, ¿cuántas veces hemos aplicado esa frase demasiado literalmente en nuestras vidas?, ¿cuántas veces has tenido razón cuando una persona tiene mal aspecto y cuantas veces te has equivocado tomando demasiado en cuenta aquella primera impresión?, todo esto se extrapola con la cuestión de cuentas veces hemos usado máscaras ante la gente, ¿cuántas veces nos dejamos ver tal cual somos realmente?, ¿cuántas veces dejamos ocultas nuestras verdaderas intenciones al hablarle a X persona en nuestra vida, al dejar entrar a Y personaje en nuestra historia?

Como le decía hace poco tiempo a alguien a quien realmente adoro ¿cuánto tiempo nos tardamos en conocer a alguien realmente como para decir que conocemos a una persona?, si ni aún conviviendo estrechamente conocemos a alguien en su totalidad, tenemos que dejarnos guiar por una primera impresión que no siempre ni tiene que ser la mejor ni la más descriptiva de la forma de ser de cada uno de nosotros

He conocido muchas personas que al inicio, cuando las conozco muestran su linda sonrisa intentando mostrar el mejor de sus rostros, unas veces lo son en realidad, pero solo cuado les "conviene", solo cuando "necesitan" algo acuden para saciar sus necesidades, hablando económica, material e incluso psicológicamente, ellos son los llamados vampiros energéticos, quienes al necesitarte buscan que alguien los oiga, los escuche, los apoye, los levante del suelo, sin embargo cuando son necesitados se pierden en el más inmenso y perdedizo limbo

También me he encontrado con personas que al contrario, no son sonrisas las que me brindan, si no "miradas que matan" o fulminantes que realmente lo menos que inspiran es un acercamiento, mi filosofía en cuanto a ese tipo de personas es darles el beneficio de la duda, a lo mejor al principio no me agradan, no me inspiran ninguna clase, ni tipo de confianza, pero me doy el lujo de conocerlos, porque creo que todas y cada una de las personas que te encuentras en la vida están ligadas a tí y por eso mismo tienes que aprender algo de ellas, unas veces (la mayoría) no me equivoco, descubro que son personas que están inmersas en un sentimiento que bien se puede titular como envidia, solamente ven las cosas, objetos, personas, etc, que posee el mundo a su alrededor haciendo gestos de desagrado en cuanto siquiera te ven llegar, ya que envidian lo poco o mucho que uno posee, por eso mismo viven y se consumen en su no aceptación a si mismos, a su vida, viendo y despreciando lo poco que tienen y anhelando lo mucho que quisieran tener; sin embargo ha habido otras ocasiones en las que la primera impresión e incluso unas cuantas muchas después no fueron buenas e incluso puedo afirmar fueron muy malas, al darles una segunda o tercera o veintiochomil oportunidad los descubro, o se dejan descubrir y me encuentro con una buena persona descubro la buena compañía que pueden llegar a ser

El punto es que todos y cada uno de nosotros tenemos días buenos en los que somos toda sonrisa y hay días en los que nuestro cielo que quisieramos todo el tiempo azul se torna gris o incluso rojo, induciendonos a ofrecer a todo el mundo el peor de nuestros gestos

El punto es que a lo mejor no vamos a influir en todas y cada una de las personas que conocemos por unos cuantos segundos, pero aludiendo a muchas frases de amor que he visto circulando por el internet tienen mucha de tazón, desde aquella que dice "alguien se puede enamorar de tu sonrisa"* hasta la que cita "si lloras por que el sol se marchó no podrás observar el cielo estrellado que la luna alumbra para tí"*

En realidad aquellas personas que conocemos por escasos momentos en nuestra vida, tomando como punto de referencia la eternidad no tienen la culpa si se te fue el autobús por la mañana y vas tarde al trabajo, si se te fue la luz y el despertador no sonó a la hora debida, si llueve y no traes paragüas o si el metro viene lleno y te encuentras fastidiado por un día pesado, a lo mejor aquella señora que por dos segundos cruzó la mirada con la tuya también tuvo un día fatal o puede estar viviendo el peor de sus días y sería un buen detalle si en vez de brindarle el peor de tus gestos le regalas la mejor de tus sonrisas

El mundo a lo mejor nunca será ideal, pero puedes bien puedes mejorarlo un poco con una de tus lindas sonrisas

Regala una sonrisa hoy, verás como fructifica mañana

 

* No recuerdo perfectamente las frases pero más o menos van así

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s