Justicia, no palabras para María Genoveva!!!


Hace poco mi vida cambió… aun no sé si ha sido para bien o para mal, alguien de quien a veces me acuerdo y que me pregunto que habrá sido de él después de nuestra separación me enseñó o más bien me habló de una institución, ya la conocía igual que todo el mundo, “una institución internacional” – me decía él, me hablaba con tal amor de ella que francamente metió en mi una gran curiosidad conocerla de cerca, después de nuestra separación decidí emplearme en algo de beneficio y fui a las puertas de aquella gran institución, fui a Polanco y por mi escaso grado me dijeron que ahí no era mi lugar, me mandaron a otro lado y decidí ir a lo que me quedó más cerca de mi casa… la primera vez que la vi, de lejos, aquellas letras oscuras con un logo que todo el mundo conoce la “Cruz Roja” sentí algo indescriptible, sabía a lo que iba y así toque la puerta de aquel lugar, pedí hablar con alguien de Recursos humanos como en cualquier empresa, la trabajadora social que en realidad no lo es, se me quedó viendo con cara de que no me entendía, por lo que agregué “quiero trabajar aquí” y fue cuando me entendió

Aquél muchacho me había dicho que no me convenía como médico trabajar en la Cruz Roja por el escaso sueldo, es cierto, pagan poco dinero, pero ganas unas otras cosas, el Centauro habló conmigo ese día, al otro día hablé con el Coordinador Médico y al tercer día estaba atendiendo mis primeros dos pacientes, dos pacientes que nunca olvidaré, una pareja que por entrar a su casa en llamas a sacar a su hijo habían resultado quemados, en ese momento ni sabía que hacer, en ese momento comenzaron mis temores de no saber atender un paciente, aún a veces lo tengo, pero uno se sobrepone a ese temor

Aquél muchacho era TUM (técnico en urgencias médicas) por eso mismo comenzó a llamarme la atención las ambulancias, desde un inicio estaba enamorada del uniforme que espero algún día portar orgullosa, una noche salí en ambulancia, me gustó, le pedí al Acuario que me diera oportunidad de subir de nuevo y me dijo que tendría que ser TUM para ello, así fue como estoy hoy haciendo el curso para TUM o como muchos de mis compañeros dicen: perdiendo el tiempo, aunque yo no creo que sea así

Hoy ya estoy cubriendo en ambulancias, recuerdo que el primer día de curso nos hicieron una dinámica en la que un compañero TUM era atropellado y fallecía, cubierto con una sábana nos hacían destaparlo y lo que encontrábamos era nuestro rostro pues era un espejo cubierto, cualquier cosa nos podría pasar, ciertamente y eso de cualquier cosa pasó en Sinaloa, su nombre era María Genoveva Rogers Lozoya, su edad 20 años, a punto de cumplir los 21 años, su delito ser voluntaria de la Cruz Roja, estar en el momento equivocado, su causa de muerte dos disparos en el cráneo, a sangre fría; el 2 de marzo salieron a cubrir un servicio como cualquier otro en aquella delegación, un baleado, lo llevaron a la Cruz Roja y un comando decidió irlo a finiquitar, aquella persona no murió pero si una joven de 20 años que entró a la Cruz Roja con el único deseo de ayudar a la gente herida que sufre algún accidente, por buena voluntad los paramédicos decidieron ayudar a aquella persona, no se detuvieron a pensar si era un narcotraficante o algo parecido, solo supieron que era una persona con una herida de bala y salieron en su ayuda, no se detuvieron a pensar que alguien podría quererlo muerto y que los iban a seguir para lograrlo, sin pensar en todo ello solo ayudaron y una vida salió perdida

A un mes de que el Acuario González Zamora pidiera la ayuda federal pasa esto, solo cerraron instalaciones, a lo que el Presidente Nacional de Cruz Roja mencionó que no se puede llegar a cerrar la Cruz Roja puesto que ayuda a muchas personas heridas, cierto ayuda la Cruz Roja a la gente, pero como spot publicitario… ¿Quién ayuda a la Cruz Roja? ¿Quién evita que ahora mismo llegue a la guardia un herido de bala y atrás de él, narcotraficantes que vengan a liquidar a quienes se les pongan enfrente? Hoy estoy de guardia, habemos 6 estudiantes de enfermería, 3 estudiantes de paramédico, 2 paramédicos, 1 enfermera y yo de médico, ¿Quienes nos aseguran que quizá mañana eso no pase aquí? Queremos Justicia, no palabras para la compañera María Genoveva Rogers Lozoya, no es justo que estas inseguridades las pasen compañer@s de Cruz Roja, no es justo que tengamos que vivir con esta inseguridad, Alto a la Guerra social en México!!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s