Insuficiencia renal

Estaba stalkeando el facebook (como alguien dijo el gran chismografo de la red) y vi una foto de alguien que conozco, es una de esas personas que están dentro de un grupo de conocidos pero no son precisamente tus amigos, es más por su falta de seriedad en algunas situaciones no era de mis personas preferidas pero conocido al fin y al cabo, hace más o menos un mes que no lo veo por x o y situación de ambas partes, hace poco me enteré de que padecía insuficiencia renal crónica que se encontraba en hemodiálisis y bueno, como persona asombra, pero como médico asombra más el punto de que conocemos más acerca de las enfermedades y sabemos más o menos como terminan casi todos esos pacientes
En mi corto camino dentro de la medicina me ha tocado estar en servicios de nefrología pediátrica y de adultos, para mí, no sé los demás, es una de las más tristes y horribles enfermedades que pueden existir, eso de ponerse un tubo ya sea en el cuello, en el brazo o en el abdomen y conectarse a una máquina o una bolsa no es la vida más bella que uno se pudiese imaginar
De todos los pacientes que recuerdo los más son de insuficiencia renal crónica (IRC) un chico (no recuerdo los nombres) que tenía si no mal recuerdo unos 15 años de edad que padecía esta enfermedad, durante mi estancia en el servicio en mi internado fue transplantado con un riñon (no recuerdo de quien) tenía que tomar varias medicinas, yo le pregunté al médico de base si esa era la solución a su problema de IRC y me contestó que no, que muy probablemente en unos años estaría nuevamente en diálisis porque estos transplantes no son curativos al 100%, lo cual es triste; también recuerdo haber estado en una cirugía de transplante, es impresionante, el haber sostenido un riñon en mis manos fue asombroso, el ver como se conectan para darle vida nuevamente al riñon y que ayude a mejorar una vida, fue de las cirugías que más me impresionaron y encantaron
Pero desafortunadamente hay miles de personas que padecen IRC y de estas pocos, muy pocos podrán accesar a un transplante renal, por falta de recusos o simple mala suerte, ya que aunque sean transplantados no asegura que sean compatibles con el riñón y esto pueda generar rechazo
Unas de las cosas que no me gustan de la medicina y su ejercicio son los pacientes tercos, yo me pregunto cuantos de estos pacientes con IRC pudieron haber tomado correctamente su tratamiento para la Diabetes o alguna otra enfermedad que pudiese provocar la IRC y así evitar la diálisis y todas esas tristes situaciones, los pacientes son tercos, no sé si por ignorantes o qué, he tenido pacientes diabéticos a los que les digo que tienen que dejar los refrescos, una salió con su genial respuesta de: Me hace daño el agua, otra, ya amputada de una pierna sigue tomando refresco; no sé a los demás, pero a mí me da coraje de que me den el avión, que aún que uno pierde su tiempo explicandoles las posibles consecuencias de sus malos actos al no cuidar su cuerpo, ellos les vale completamente y siguen sin seguir las indicaciones de los médicos, siguen afectando seria y gravemente su cuerpo para después quedar peor de enfermos y sean simple y sencillamente una carga para el sistema de salud siendo que bien pudo haber sido prevenido
Esa es la parte que odio de la medicina, que de muchas personas nos interesamos más algunos médicos y nos preocupamos que ellos mismos, que a muchos pacientes les importan poco las indicaciones que les damos y por más que les decimos que pueden quedar con diálisis, ciegos, amputados, etc. contestan que no los asusten, como si esa fuera realmente la intención; en realidad la parte que más odio de la medicina es tratar con gente que no se quiere a sí mismos, que contestan x o y cosa con tal de no seguir unas simple indicaciones, pero finalmente apesar de todo el coraje que nos pueda ocasionar los únicos que se hacen daño son ellos mismos que a lo mejor sin saber y sin entender lo que les espera sin los cuidados, a lo mejor si conocieran lo que realmente significa una IRC se cuidarían más, a lo mejor…
Anuncios

Envidia, la imagen y forma de la maldad más pura

Conocí a alguien, obvio no pondré nombres porque hay personas que leen mi blog y que me conocen, digamos que es compañera recientemente tratada previamente conocida, al inicio de nuestro trato que no fue nada personal y tampoco nada cordial, ¿por qué? yo como he escrito en un post anterior no tiendo a creerme lo de la primera impresión porque muchas veces decepciona, a veces para mal y a veces para bien, finalmente lleva a lo mismo, esta alejada de la realidad de algún modo. El punto en este post es que sin conocerla, sin conocerme, inició a tratarme… mal, sin causa ni razón aparente… por lo menos a simple vista, al inicio pensé que era mi imaginación por mi actividad mental pseudoparanoide, pero ayer me di cuenta de que no era eso, que era en realidad aversión. Ayer pasó me dijo hola por delante y por detrás me empujó, ¿pudo haber sido un accidente? también lo pensé, al no encontrar disculpa alguna de su parte lo descarté, ya que por ser compañeras, conocidas y a lo mejor por el simple hecho educacional hubiera “debido” existir dicha disculpa.

Comencé a hilar cabos: una persona a quien adoro siempre me dice…. No sé como te veas tú, pero yo, te veo bonita y algunas personas también te voltean a mirar, por eso y por autoestima creo que soy bella en mi manera de serlo, siiii a veces soy seria rayando a lo enojona pero habitualmente las personas que me tratan se llevan una buena impresión de mi y aunque las personas que no me conocen tienen otra impresión de mi habitualmente o más bien dicho, es raro que me ataquen de esa manera, ella, ella tiene un novio, yo salgo con alguien, si es por ahí jajaja con solo verlos a los dos y saber que no tienen nada en común se nota que no quiero nada con su novio siendo que solo nos hemos dirigido los saludos y que él si tiene algo que ella no… educación…. Hasta ahí todo bien, pero si hilamos estos cabos sueltos, que a lo mejor ella cree que llegué a su territorio a moverla de su sitio, y el hecho de que en el estatus educacional hablando de títulos universitarios yo la supero llego al punto del título del post… La envidia es la imagen y forma de la maldad más pura

De hecho podría pensar que es el origen de toda la maldad, la envidia, según la Real Academia Española es la tristeza o pesar del bien ajeno y la emulación o deseo de algo que no se posee, es difícil de definir en particular, a veces nos preguntamos ¿qué tengo que me envidia? no soy rica, no soy una modelo, ni mucho menos, de hecho al parecer ella es más joven que yo, si nos vamos a relaciones sentimentales ella tiene una mejor que yo socialmente hablando, aunque claroooo que si ella supiera lo que….. bueno esa es otra historia jajaja.

El punto central de post es la envidia, el sentimiento que hace a la gente desear lo poco o mucho o nulo que tenemos, el punto central del problema es no estar conforme o contento con lo que se tiene, hay una frase que cita más o menos de la siguiente manera: Tienes que encontrar tu felicidad con lo que tienes (no recuerdo muy bien la frase)

Yo confieso que a veces pienso, wow me gustaría tener ese celular o ese auto o esa relación o estar casada o ese trabajo, etc. pero no por eso odio o envidio a esas personas, a cada una de las personas les tocó la vida que tienen, les tocó o la buscamos o la encontramos, con sus pros, sus contras y sus bemoles, en realidad no entiendo porque hay personas que solo se la pasan viendo que tienen o dejan de tener las demás personas para ver que le envidian de nuevo, no entiendo porque hay gente que se la pasa compitiendo en mal plan contra las demás personas, claro que la competencia sana es aceptable, pero la competencia en mal plan solo es para eso, para mal

Eso de pasarse la vida con el hígado bilioso por la envidia, la verdad no es para mí, no tengo la vida perfecta pero lucho por una vida que a mí y quien esté conmigo nos parezca perfecta, si alguien tiene algo que yo quiero lucho por obtenerlo y no lo envidio, porque envidiarlo no cuesta nada, si creo que soy mejor estudiante o profesionista que alguien más no me pongo de chica envidiosa por su trabajo o por el reconocimiento que los demás le brinden, yo solo hago mi trabajo lo mejor que pueda sin estar viendo que hace o deja de hacer lo que la de al lado hace.

El punto final es vive tu vida y deja vivir, si quieres algo lucha por ello y nunca te rindas, y por favor, deja de envidiar a la gente y se una mejor persona, nadie te puede quitar lo que es tuyo y si te lo quitan es que no era tuyo y las cosas serán mejores