Querida yo a los 17


Querida yo a los 17 años, decidiste entrar a una carrera pesada, que digo pesada, es quizá la más pesada de las carreras, se llevará tiempo, noches, días, personas que creías tus amigas y mucho estrés y llanto
Pero también conocerás a quienes durante 4 años serán tus hermanos de llanto, sufrimiento, estudio y felicidad, con algunos, en muchos años todavía seguirás en contacto
No lo olvides, los que se quedan son los más valiosos, con el tiempo se irán quedando atrás algunos, pero los que de verdad son tus amigos, se quedarán por siempre
Sé que no era lo que realmente anhelabas, pero con el paso del tiempo aprenderás a querer esos temas que al inicio parecían tan tediosos, los veras interesante y querrás seguir aprendiendo para ayudar y salvar vidas
Lucha y estudia desde un inicio porque la carrera es de fondo y hay que aguantar sus días con sus horas de clase y de hospital y sus noches con sus horas de estudio
Aprende mucho en Clínicas médicas, tienes una buena profesora y lo que te enseñe nunca lo olvidaras, recuerda que cada paciente es un libro y no hay otro mejor libro para aprender

Querida yo a los 18 años, casi vuelas una materia, sé que no te gustaba, pero ahora, en su lugar están fisiología y farmacología, estúdialas mucho
Se acabaron las clases con microscopio y ahora continúan las clases con pacientes
El amor entrara a tu vida y sufrirás cuando se vaya, pero así pasara muchas veces en tu vida y de todas y cada una te levantarás más fuerte cada vez
Los buenos amigos también se pelean, discuten y se pueden dejar de hablar por un año entero

Querida yo a los 19 años, ya llegaste a hospital, disfrútalo, aprende mucho de los maestros que te quieren enseñar
Atenderás tu primer parto, será épico y nunca lo olvidaras, el mejor evento de la medicina es el nacimiento de un nuevo ser
Haz más guardias, aprende a atender partos, niños y embarazadas

Querida yo a los 20 años, último año en la escuela, disfrútalo, diviértete en tu graduación y en la prefiesta, con cuidado, lo harás bien

Querida yo a los 21 años, el internado dará miedo al principio y una parte de ti querrá regresar a casa, pero a pesar de todo, te lo juro, será el mejor año de tu vida, disfrútalo mucho, aprende aún más
El amor regresa a ti, nunca lo olvidaras, pero no terminará como lo hubieras esperado, dirás mil veces que debiste de haber hecho caso a los demás, pero no lo harás. Con el paso del tiempo lo recordarás con cariño a pesar de todo. Eso también pasará

Querida yo a los 22 años, el servicio social, será el peor año de tu vida, lo iniciarás herida, pero poco a poco iras recuperándote y lo mejor de este año es que conocerás a más hermanas que se convertirán en tus mejores amigas, con quienes llorarás, reirás y pasarás épicas aventuras que jamás olvidarás
No te preocupes, perro que ladra no muerde, saldrá bien y te liberarán el 14 de febrero, no estarás sola a pesar de eso
Comete errores que para eso es la vida, para aprender de ellos y algunos finalmente hasta se disfrutan

Querida yo a los 23 años, ya eres médico, la carrera que empezaste un día en un salón de FES Zaragoza en el 2002 en clase de histología ha acabado, ya tendrás tu título y cédula, pero el camino no ha terminado, sigue estudiando y a pesar de todo nunca pierdas las esperanzas, que nadie te diga que no puedes hacer las cosas que sueñas, todas y cada una de ellas se irán logrando, estudia para el ENARM

Querida yo a los 27 años, lo lograste, a pesar de las predicciones entraste a la residencia, el inicio es difícil, aguanta las guardias y los maltratos, sólo es un año de R1 y pasara volando, aguanta que tus amigas y familia estén lejos, valdrá la pena
Aprende a perdonarte, todos cometemos errores, con el paso del tiempo y alguna ayuda poco a poco se olvidará. Y al final de cuentas, nadie es perfecto
La buena noticia es que conocerás a mucha gente, y la mayoría serán buenas personas, algunas te enseñarán, algunas de ayudarán como enfermería y te dejarán por siempre buenos recuerdos

Querida yo a los 28 años, no importa lo que las demás personas digan, sigue estudiando y esfuérzate, ya falta menos. Conocerás más gente bonita que será tu cómplice en tu camino, apoyate en ellos. Mérida no es tan malo, de hecho lo encontrarás muy bello

Querida yo a los 29 años, por fin y después de 3 largos años de soledad y mucho sufrimiento acabaste, se acabó la residencia que terminaste por amar, pero el camino no termina, aún hay más, aún hay que seguir estudiando y preparándonos

Querida yo a los 30 años, nunca sabremos si es mejor desconfiar o confiar cuando conoces a alguien, lo importante siempre será aprender de todo y disfrutar de la vida, de una sonrisa, de una linda compañía. Y si, te volverán a lastimar, pero esto también pasará, te caerás y te volverás a levantar, como siempre, más fuerte. Sonríe a pesar de que tengas el corazón roto. Siempre habrá otras nuevas oportunidades y conocerás más gente, como él mismo te decía.
Sigue estudiando, esfuérzate por la maestría y la segunda carrera, que nadie te diga que no puedes lograrlo
Estudia para la acreditación y para una subespecialidad, lucha aunque haya personas que te desanimen, extiende tus alas y empieza a volar

Querida yo a los 40 años, el camino sigue, nunca dejes de estudiar, de aprender, de aplicar la medicina, de salvar vidas.

Querida yo a los 50 años, nunca es tarde para otra carrera, cumple todos tus sueños y lo más importante… No te olvides de mi

2 pensamientos en “Querida yo a los 17

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s