¿En dónde estudiar Alemán en México?

Desde hace tiempo estaba pensando en estudiar otro idioma que no fuera inglés y me he decidido a estudiar el alemán, un idioma no muy sencillo he de decir, nunca se me ha dado estudiar sola, autodidácta no soy y no imaginaba aprender un idioma tan complicado como el alemán yo sola, así que busqué varias opciones para estudiarlo.

Empecé con lo sencillo, aquí en la Ciudad de México están las grandes casas de estudio que tienen prácticamente escuelas propias de idiomas, las grandes y buenas universidades. Me dieron una buena referencia del IPN, de la cual hay varias sedes para estudiar el alemán y de la que me habían dado referencia no era la más cercana para mí. La otra referencia que me dieron fue la UAM Azcapotzalco, en donde me dijeron que se aprendía rápido y bien. Y por supuesto que estaba la UNAM, el CELE, en donde además de alemán enseñan muchos otros idiomas.

Finalmente por la recomendación específica que me hicieron para la UAM Azcapotzalco, me decidí por ella. Como alumna externa de la universidad lo primero que tuve que hacer es registrarme en su página de internet en un día y hora específicos, ahí iniciaron mis problemas pues me costó mucho trabajo preinscribirme, andaba fallando el sistema, se cayó la red, aunque al final si pude registrarme. En la página de la convocatoria dice que solo existen 7 lugares para externos en los cursos de alemán, lógicamente no supe si alguien más externo se inscribió. Solo te piden RFC, correo electrónico y teléfono. Como en todos lados hay dos opciones, inscribirte desde el primer curso o pagar un examen de colocación. Te dan una fecha para la inscripción en persona y para el pago del curso, siendo externa pagué 600 pesos. Te piden el INE, antes IFE y la hoja que imprimes cuando te registras por internet. Muy sencillo el trámite y ya solo restaba esperar a que inicien los cursos.

Mi experiencia en la UAM Azcapotzalco fue poca, pero he de decir que tuvo sus excelentes momentos. Mi grupo no era muy grande, creo que fui la única alumna externa en ese horario, hay mas horarios, pero el último creo que es a la 1 pm, son tres días a la semana de una hora y media. Aproximadamente éramos unos 10-11 alumnos, casi todos ellos estudiantes de licenciatura. La maestra desde el primer día nos leyó la cartilla, dijo que era muy estricta, que teníamos que estudiar, que si no sentían que fueran a aguantar el ritmo, mejor se cambiaran de grupo y que ella les ayudaba. Hubo quien sí se cambió. Al inicio si impone su presencia, pero en general es buena onda y la verdad muy buena. Creo que es donde más rápido he aprendido, pues te lleva a un buen ritmo. De todos los maestros que he tenido hasta ahora en alemán creo que ha sido la mejor. Te hace practicar la escritura desde el inicio, la memoria, la pronunciación. Si llegaba a faltar por alguna situación te avisaba y reponía la clase. La UAM tiene en total 9 niveles y según su página de internet llegas al nivel B1 y cada curso dura 11 semanas. 

Haciendo cuentas el curso en total iba a durar 99 semanas, más de dos años contando las vacaciones de la UAM, con nivel B1, yo esperaba contar con un mayor nivel en menos tiempo. Desde que hice mi registro en internet vi las deficiencias de la UAM, las clases lógicamente son dentro de la UAM y como casi todas las universidades públicas no tienen las mejores instalaciones. Yo no había estudiado nunca en la UAM y no sé como es la dinámica, pero al llegar estaban las bancas desordenadas, que por cierto eran muy incómodas. Algunas de las clases, casi la mayoría, las tomamos en El Centro de idiomas, y era donde estaban mejores las instalaciones con una computadora, una televisión como proyector, una grabadora para los audios y bancas más cómodas. El mayor problema para mí es que existió un paro de estudiantes cuando estaba como a tres cuartos del curso, a mí me interesaba aprender rápido el alemán y la verdad es que no tenía tiempo para andarlo perdiendo, pues fue casi un mes de paro y yo sin clases, sin deberla ni temerla. Y sinceramente no me agradó, pues yo había pagado y no se me hizo justo. Al principio mi opción fue clases particulares con la misma profesora pero nunca quedamos de acuerdo. Otra desventaja que le vi, es la falta de flexibilidad de horarios, todos los horarios son matutino y no hay vespertino y pues al final tampoco me convenía. Total que mejor busqué otras opciones.

Mandé algunos mails a otras escuelas, particulares en su mayoría, porque el IPN y la UNAM tienen sus fechas de convocatorias, había que esperar más tiempo y mientras decidí investigar en internet. Solo fui como a dos que la verdad no me parecieron adecuadas para aprender el alemán, en una de plano cero actitud de trato de cliente, como si estuvieras haciendo trámites para el gobierno, te daban ganas de disculparte de hacerles perder tu tiempo, principalmente por eso deseché esa escuela, además de que me dijeron que no había cursos en grupos, que no había gente que aprendiera el alemán, que las clases tenían que ser particulares y éstas salían carísimas. 

Otra opción que vi fue el Instituto Goethe, una institución de prestigio y con historia, no solamente en México, sino que a nivel mundial. Desde que ves el edificio te das cuenta de la diferencia de todas las demás escuelas públicas y privadas. Al llegar a pedir informes me tocó una señora muy amable, me dio las fechas de inscripciones, toda la información y todo muy bien. Al llegar el día de las inscripciones había muchísima gente, no sé porqué, tal vez es porque eran los cursos de verano que son express totalmente, son de 3 horas con descansos de 15 minutos, diarias por dos semanas. Únicamente en época de verano o creo que cuestan poco más de 12 000 pesos esos cursos tan intensivos. Después de esperar algunas horas logré inscribirme, en un momento pensé que no alcanzaría lugar, pero si alcancé.

La experiencia es totalmente diferente a todos los cursos de idiomas que he cursado. Además de estudiar en la UAM, también estudié hace muchos años en Harmon Hall, en donde únicamente tenían pizarrón, grabadora y sus libros. Estudié en la UNAM en el CELE de Ciudad Universitaria, aunque mi amor es grande por mi alma mater, en aquél tiempo, que fue hace como 8 años estaban sus instalaciones aún muy rústicas, no sé cómo están ahora, pero alguna de mis compañeras me dio buenas referencias sobre el aprendizaje de alemán, lo único malo que me comentó es que si no alcanzan los grupos el cupo mínimo, los cierran, y por eso ella estaba en el Instituto Goethe.

Las instalaciones son de primera, los cursos valen lo que pagas, por el curso extensivo de 3 meses-10 clases, una por semana de 3 horas con un descanso de 15 minutos, inicialmente pague 4,500 pesos, aunque van subiendo creo que cada año 500 pesos. Tienen un pizarrón interactivo, ahí puedes ver los libros en los que estas trabajando, los videos, los audios, puedes escribir en este pizarrón como uno normal. La verdad es que enamoran las instalaciones, de primer mundo. Los maestros te tienen la paciencia del mundo, si ven que te estás quedando atrás te apoyan, incluso vi que una maestra le dijo a alguien más que podía tomar clase en otro curso para reforzar el conocimiento. Te hacen dos exámenes y si pasas los dos, pasas el curso. En este caso cada nivel se divide en A1.1, A1.2, A1.3 y A1.4. Mientras más rápido quieras ir, menos cursos hay que hacer por cada nivel, pero más tienes que pagar, obviamente y más clases a la semana tienes. Además de que tienen menos vacaciones que las escuelas públicas, máximo 2 semanas en diciembre, lo cual me parece que apresura más el aprendizaje. Aparte de las aulas tiene su propia biblioteca súper cómoda en donde puedes tener préstamo a domicilio de los libros, la credencial, la última vez que supe es de 60 pesos, con tu comprobante de domicilio. Y tienen un servicio como de apoyo al aprendizaje personalizado, gratis, con ciertos horarios y fechas. Aún no he tomado ese servicio, así que no puedo hablar de él. 

El único detalle, que creo que es mínimo, es que tienen eventos culturales, me ha tocado que los hacen en el estacionamiento que está atrás de algunas aulas, prueban sonido y no te dejan escuchar claramente la clase, pero no es todo el tiempo, supongo que fue porque me tocó en época navideña. En general, realmente estoy contenta con el aprendizaje en el Instituto Goethe, si es caro, pero creo que vale la pena. En precios ronda a las demás escuelas particulares de alemán, pero en calidad casi estoy segura de que las supera. Y en general, si recomiendo bastante esta escuela para aprender el idioma alemán. 

Anuncios

Mi experiencia para sacar el pasaporte en México

Buen día a todos. En este post les voy a contar mi experiencia sobre el trámite en México del pasaporte.

Yo saqué mi pasaporte en la Ciudad de México, en la delegación de Miguel Hidalgo. Saqué mi cita por teléfono, la verdad, me pareció muy complicada la página de internet, creo que aún no se puede sacar cita por internet para el trámite del pasaporte. Por la zona en la que vivo, de acuerdo a la página de internet, me quedaba cerca Plaza Galerías de las Estrellas o la delegación Miguel Hidalgo, pero al llamar para sacar la cita me dijeron que no tenían disponible en Plaza Galerías de las Estrellas, así que tomé mi cita en la delegación Miguel Hidalgo.

Mi cita fue a las 8.00 am, yo llegué a las 7.45 am y ya había gente formada. Ya tienes que tener el pago del pasaporte en el banco y lo tienes que tener en la mano para entrar, te lo piden. 

Pasas a una zona de informes en donde te piden los documentos que necesitas para iniciar el trámite. En la página de internet te dicen que tienes que llevar una foto pasaporte, pero no me la pidieron. Lo que si me pidieron fue el acta de nacimiento original o copia certificada y el INE con su copia, no recuerdo haber visto en internet que tenías que llevar copia, pero te la piden. Te dan una solicitud para llenar tus datos: nombre, dirección, si es primera vez. 

Después de ahí te pasan a otro módulo en donde te recogen todos los documentos, ahí solo me preguntaron a donde iba a viajar y vuelves a esperar un rato.

Un rato después te pasan a otra ventanilla en donde te dan a firmar una solicitud con tus datos, ya en computadora, te toman foto, la foto que va impresa en el pasaporte, te toman todas las huellas y por lo que vi toman algo, supongo que foto de retina o algo así y otra vez te vuelven a mandar a esperar.

Ya al final te llaman para entregarte el pasaporte, firmas otra vez y listo.

Más o menos tardé una hora y media en todo el trámite, creo que en comparación de otros países es bastante eficiente el trámite, únicamente tienes que llevar todos los documentos en buen estado y completos en el momento en que pasas y listo. 

Por fin, ya está mi pasaporte en mis manos para comenzar a viajar