Ayudanos a encontrar a Adriana Morlett

Hoy quiero dedicar un post, espero que un día lo lea aquella persona y sepa que aunque no la conozco su historia me ha conmovido muchísimo

Hoy quiero hablar de Adriana Morlett una estudiante de arquitectura que un día, para ser mas exactos, el 6 de septiembre del 2010 cruzo las puertas de aquella biblioteca que tanto me encanta, la biblioteca de Ciudad Universitaria, entro para tomar un libro en préstamo domiciliario, las cámaras que se encuentran ahí la grabaron que entro sola, tomo el libro en préstamo y salió rumbo a su departamento en el que esperaría a unas amigas para ver una película, sin embargo, ese día algo paso, no llego a su casa, al parecer se topo con un compañero y por una razón que nadie, ni sus padres, ni nadie que conozca su historia nos podemos explicar, cambio su rumbo, de ir a su departamento a unos pocos metros de Ciudad Universitaria tomo un taxi con su compañero para acompañarlo a su casa que se encontraba mas retirado y después de ahí no ha sido vista hasta este momento, no se sabe si este compañero tuvo que ver en su desaparición, no se sabe actualmente el paradero de Adriana pero lo que si sabemos todos los que conocemos su historia es que sus padres no han descansado ni un solo día, que siguen y seguirán buscandola hasta que aparezca sana y salva y la puedan estrechar entre sus brazos

Yo me uno a la causa de la familia Mortlett porque también he sido estudiante de aquella casa de estudios, porque también he recorrido con muchas esperanzas aquellas instalaciones universitarias, porque también igual que ella estudio lejos de mi hogar y se lo que se siente extrañar a la familia
Ayudanos a encontrar a Adriana Morlett

Uno mis oraciones a la familia Morlett y esperemos que pronto regrese sana y salva con su familia, pasa la voz, hoy por mi, mañana por ti
Adriana Morlett

Un granito de arena para formar una playa

El que un pseudoperiodista haya dicho que atropellen a los que usan bicicletas para transportarse solo indica que la gente no esta dispuesta a tomarse en serio a lo que se dedica.

Como los chóferes de microbus que corren demasiado sin tomar en cuenta de que llevan muchas vidas, madres y padres de familia que van a trabajar, hijos de alguien que van a la escuela; como los políticos que no se dan cuenta que por ese dinero que roban o no hacer bien su trabajo afectan a muchas familias que no ganan lo que ellos ganan; como algunos médicos que por no hacer su trabajo bien, por no fijarse en algunos pequeños detalles, lo que cuesta son vidas de personas, bebés que nacen antes de tiempo, bebés que no nacen, gente que fallece; como los policías que su principal deber es cuidar a la población y en vez de eso lo único que hacen es multar a quien se les pare enfrente o sacarles el mayor dinero posible para su beneficio; como aquellas autoridades que dejan culpables libres porque son familiares de alguien importante, dejando que un horrible suceso como lo sucedido en la guardería ABC quede impune o que simplemente no hacen su trabajo para hacer que personas secuestradas como Adriana Morlett regresen a su casa con su familia; o como aquél presidente que simplemente no tiene ganas de hacer su trabajo y que solamente se dedica a vanagloriar a los futbolistas que tampoco hacen bien su trabajo por mucho que se les pague, se olvida de cual es su verdadero trabajo, que es hacer un bien por el país

Muchas de esas personas no se dan cuenta de lo que realmente vale e importa su trabajo, de lo importante que es para la sociedad que lo desempeñen adecuadamente o de lo que sus actos influyen en la vida de otras personas

Todo se podría minimizar si todos hiciéramos lo mejor que pudiéramos nuestro trabajo, dando lo mejor de nosotros, así de fácil y de difícil es, como cada uno se lo quiera hacer