Marcelino Perelló, Vergüenza en Radio UNAM 

“Si no hay verga, no hay violación” así dijo Marcelino Perelló, un personaje que por lo menos yo, hasta el día de hoy desconocía totalmente. Pocas cosas indignan tanto y este simple y vulgar comentario, por lo menos a mí, me ha indignado demasiado. 

El susodicho personaje mencionó esta “célebre” frase en un programa llamado “Sentido contrario”, nada más y nada menos que en Radio UNAM, lo cual me decepciona enormemente. Dado que yo he estudiado aproximadamente unos 15 años en la UNAM, me enfurece realmente que personajes que trabajen en Radio UNAM hagan comentarios tan retrógrados,  ignorantes, sexistas, machistas y misóginos. ¿Quién contrató a este personaje en la UNAM? ¿Sólo porqué fue dirigente del movimiento de 1968 lo contrataron? ¿Quién le dio libertad de expresarse así de las mujeres?

Acompañado de Javier Platas y de una mujer, de quien desconozco el nombre, que se limita a decir monosílabos que son desechados por el “locutor”, Marcelino Perelló dijo y cito “Consideró (el Porky que fue amparado) que (Dafne) estaba muy buena y metible” “Tampoco eso, de que te metan los dedos es para armar un desmadre estrepitoso” “La violación implica necesariamente verga, si no hay verga, no hay violación, ósea, con palos de escoba, dedos y vibradores no hay violaciones, hay una violación a la dignidad si tú quieres, pero de esas hay muchos tipos” “Si sucede, sobre todo con las viejas cuero, incluso la violación, no hay para qué desgarrarse las vestiduras, si les gusta, no te hagas pendeja Laberinto (supongo que así le llaman a la mujer que los acompaña en la emisión, la cual contesta que no, que a ella no) bueno a ti no, pero hay mujeres que solo han sentido un orgasmo cuando han sido violadas, eso es algo registrado en la literatura especializada, cuando no hay culpa, es decir, cuando te violan, entonces tú no tienes ninguna responsabilidad, te violaron, entonces gozas, por que de otra manera, al estar gozando del pecado original, ósea, coger sigue siendo pecaminoso, no solo en la religión cristiana, no solo en la configuración ideológica occidental, no me negarás que en los juegos sexuales está implícita la violencia, la violación, son frecuentes las prácticas del golpeo, el amarrar, pero comunes” “Esto de común acuerdo no hace más que remitir al hecho del placer que conlleva el ser forzada, también para los hombres”

Él es el secretario general del Museo universitario del Chopo, articulista de un diario nacional y es funcionario de la UNAM, presentador del programa “Sentido contrario”

Yo simplemente no entiendo como es posible que alguien, cualquiera, hable de esa forma, con esas palabras tan soeces en la radio de la UNAM, que se supone es una radio respetable, no entiendo cómo es posible que en pleno siglo XXI haya alguien tan retrógrado que ofende no sólo a la chica veracruzana violada por el Porky amparado, no solo a las mujeres que han sido violadas por desconocidos o por conocidos, sino que ofende a todas las mujeres que por lo visto tenemos que seguir defendiendo nuestros derechos, no como feministas o feminazis, sino como mujeres, porque aún existen hombres como este tipo no creen que nos debemos de quejar de una mirada lasciva, de un “piropo”, o  que piensan que meterle los dedos a una mujer en la vagina no es violación, pensamiento que es totalmente equiparable a lo que hizo el juez al brindarle el amparo al famoso Porky, decir que no tuvo placer sexual con el hecho, que afortunadamente está tipificado en el código penal federal art 265 “Al que por medio de la violencia física o moral realice cópula con persona de cualquier sexo, se le impondrá prision de ocho a catorce años. Para los efectos de este artículo, se entiende como cópula, la introducción del miembro viril en el cuerpo de la víctima por vía vaginal, anal u oral independientemente de su sexo. Se considerará también como violación y se sancionará con prision d economía a catorce años, al que introduzca por vía vaginal o anal cualquier elemento o instrumento distinto al miembro viril, por medio de la violencia física o moral, sea cual fuere el sexo del ofendido” Así que aunque este personaje crea que no es un delito, el Código Penal Federal si lo reconoce como tal. 

Si a Nicolás Alvarado lo destituyeron de TV UNAM por expresar su opinión educadamente en un medio que no era TV UNAM, exigimos que a este personaje lo despidan inmediatamente por que está expresando su opinión con palabras vulgares y ofendiendo a todas las mujeres. 

Anuncios