Otro 12 de diciembre más

Como cada año miles de mexicanos salieron a las calles, pero no fue por el alza del dólar, la caída del peso, que solo hayan aumentado 7 pesos el salario mínimo, la corrupción, ni nada que afecte realmente a la población mexicana. Salieron para ir a celebrar el día de la virgen de Guadalupe. Salieron de diversos lugares a la redonda del Distrito Federal hacia la basílica de Guadalupe, unos caminando, otros en bicicleta, en motocicleta o en autobuses. 

No soy católica, ni religiosa, así que creo firmemente que la virgen de Guadalupe es un invento de los españoles, que modificaron el nombre de Tonantzin para conquistar a los indígenas mexicanos, que muchos fueron asesinados por no aceptar su creencia y así, al día de hoy, el 12 de diciembre se hace una gran fiesta en su honor con todo y juegos pirotécnicos, de los cuales sigo sin entender su relación con la fiesta pagana. 

Detrás de los miles de peregrinos quedan muchos kilos de basura, hay muchas fuentes que dicen que también dejan detrás a sus perros que fielmente los siguen, cuidando de su camino. Algunos dicen que hacen esa larga caminata para agradecerle algo, para pedirle algo, con humildad “se supone”, por que la realidad es que no se nota, ya que tienen cero educación vial, en algunos kilómetros de su camino vi a algunos peregrinos con niños pequeños en carriolas a pleno rayo del sol y ni que decir de su educación cívica, claro está que no todos lo hacen, nunca es bueno generalizar.

Yo creo que el día que el pueblo mexicano deje de enajenarse con la religión, con la televisión abierta y empiece a cultivarse leyendo, viendo noticias en buenas fuentes e interesándose en su entorno, el gobierno va a dejar de robar el patrimonio, va a dejar de venderlo o va a dejar de abusar del pueblo. El día en que el pueblo mexicano salga en masa a las calles por las injusticias del gobierno y no para quitar derechos a otras personas como en la marcha pro familia, ese día, México va a ser la potencia que debería de ser. Pero mientras que siga creyéndole a Lopéz Dóriga, viendo a Laura Bozzo y la Rosa de Guadalupe, votando por el candidato “guapo” México no cambiará. 

Esta es mi opinión y no espero que nadie más la comparta, si no estás de acuerdo, solo no ofendas, que yo no lo he hecho.