Así viví el 19 de septiembre del 2017

Crecí escuchando historias del terremoto en México en 1985, yo era una pequeña bebé cuando eso ocurrió. Escuché muchas historias de aquel temblor de quienes lo vivieron en primera mano. Mis papás me contaban una y otra vez como vivieron aquellos segundos del peor movimiento telúrico que se había sentido en México, del estrés de no poderse comunicar a falta de líneas telefónicas y celulares. Aunque siempre dijeron que podía volver a pasar, nunca pensé que yo podría vivirlo.

Casualmente fue un 19 de septiembre, es tan irónico, había habido un simulacro unas horas antes, como cada 19 de septiembre, conmemorando el terremoto del 85.

Yo estaba tranquilamente trabajando, como cada mañana, haciendo un ingreso de una paciente que habían enviado de CMN a nuestro hospital. Estaba sentada, escribiendo una nota en la computadora. De pronto, sentí como si estuviera pasando un camión pesado, sentí que la tierra brincaba. En segundos pensé que el sitio en donde estaba se encontraba demasiado lejos para sentir un camión que pasara en la avenida. Pensé que estaban golpeando la pared, pero el movimiento no cesaba, al contrario, aumentó. Después de sentir ese movimiento por mas segundos me di cuenta de que en ese momento estaba sintiendo lo que muchas veces me habían contado.

En cuanto me di cuenta de que estaba temblando me levanté de la silla, caminé por el pasillo rápidamente, había gente yendo hacia la salida. Afortunadamente estábamos en planta baja. A medio pasillo encontré una señora que no quería salir hasta que la alcanzara su esposo, la empuje hacia afuera. Las luces del servicio se apagaron. Salí tambaleándome, la tierra seguía moviéndose y de pronto me jalaba dificultándome el caminar. No brincaba, como al inicio, ahora solo oscilaba. El movimiento fue disminuyendo durante segundos que se hicieron los más largos que había vivido hasta ese momento.

Como siempre hacemos en los momentos de estrés, empezamos a bromear y platicar. En cuanto se cesó el temblor hablé con mi familia corroborando que estaba bien. Las personas me dijeron que no había líneas telefónicas, pero la magia del internet, que en 1985 no había, me ayudo a comunicarme con mis familiares, que afortunadamente no estaban en casa, en un quinto piso.

Abrí el Twitter y empecé a ver lo que había sucedido con el terremoto. Empezaban a salir los vídeos de los edificios balanceándose. El sismológico empezó a publicar la intensidad de 7.1 con epicentro entre Puebla y Morelos. Las bromas seguían, las personas seguían intentando comunicarse con sus familiares, los tuits iban aumentando.

No nos dejaron entrar inmediatamente. Estaban revisando el edificio. De pronto alguien dijo que se habían derrumbado edificios. Yo vivo en un edificio de aproximadamente 7 años, en un quinto piso, me pregunté si aún seguía teniendo casa en donde vivir. Me dijeron que por la zona en donde vivía no había pasado nada.

Luego de una rápida revisión al hospital, nos dejaron entrar, creo que fui la primera que corrió a terminar el trabajo para poder ir a casa.

Habitualmente el camino dura máximo una hora entre mi trabajo y mi casa, pero esa vez duro 2 horas. Entre toda la maravilla del internet, Waze te dice por donde puedes evitar tráfico. No me llevo por el camino habitual. Los únicos daños que vi durante el trayecto fue un espectacular derribado encima de un trailer.

Y tráfico y más tráfico. Gente aún afuera de los edificios, con miedo. Nunca había escuchado el radio rumbo a casa hasta ese día. Los locutores comentaban la intensidad del temblor, los edificios derrumbados. Todo lo que había visto únicamente por vídeos del terremoto del 85.

Después de dos horas de camino, llegué a casa, aún seguía en pie el edificio, entré, no se veían daños, ni grietas. Subí al departamento y únicamente encontré puertas de los muebles abiertas, unas cuantas cosas se habían salido de su lugar, la lámpara de la sala, que nunca antes se había movido, chueca.

Y encontré lo más importante, una chihuahua ilesa y una gatita tan asustada que no se separó de mí en todo ese día.

Siendo un temblor de 7.1, habiéndose derrumbado tantos edificios, lo primero en lo que pensé fue que iban a haber réplicas. Preparé una mochila con alimento de las mascotas, todas las baterías externas, un poco de alimento, las correas de las mascotas y esperé las réplicas que afortunadamente nunca llegaron a sentirse ese día.

Esa noche dormí vestida, con tenis, con todo listo para salir corriendo en caso de cualquier pequeño movimiento. Aunque todo ese día estuve mareada, con los movimientos que sentía tenía que detenerme de algún mueble, mirar el móvil pegado del techo para saber si era solamente un mareo o estaba temblando de nuevo.

Los mensajes de mis amigos empezaron a llegar. Todos bien. Ninguna pérdida cercana que lamentar. Pero algunas zonas de la ciudad estaban derrumbadas. Una escuela, un edificio de oficinas, edificios de departamentos. Centenares de personas atrapadas. Y como en 1985, la gente empezó a mover los escombros, a sacar personas y animales atrapados. Poco a poco empezaron a difundir los vídeos que hasta el día de hoy no dejan de sorprenderme y de conmoverme hasta las lagrimas. Edificios derrumbándose, balanceándose, cayendo encima de personas, con paredes agrietadas, inhabitables. Empezaron a difundir las cuentas de la Cruz Roja, de los Topos, los sitios de los centros de acopio. La gente salió a las calles para ayudar con sus propias manos.

Al otro día, tuve que salir a ayudar, siendo médica podría ser útil, pensé. Viendo toda la solidaridad del pueblo mexicano, salí rumbo a Parque España, imaginé que las calles podrían ser un caos, tomé un Uber que fue gratis por ser rumbo a un centro de acopio, el caos vial solo estuvo en las calles alrededor del parque. Había tanta gente ayudando que no sabía ni a quien dirigirme. En Twitter decían que necesitaban voluntarios en Parque México así que me dirigí allá. Solo tomaron mis datos, por el momento no requerían ayuda médica. Había mucha gente ayudando a pasar todas las donaciones, víveres, medicamentos, palas, picos, alimento para mascotas, agua, de todo. Me quede unas horas en la línea humana. A mi alrededor había gente de todo tipo, noté de clase media alta, de clase media baja, había incluso unos españoles a mi lado, todos queriendo ayudar.

Cuando regrese a casa, había aumentado el caos vial, tuve que hacer la mitad del camino a pie, en el trayecto vi edificios dañados, con grietas, inclinados, escombros en el piso, la gente se acumulaba a una distancia aparentemente prudente, en espera del colapso de algunos edificios. Había mucha gente rumbo a los centros de acopio con muchas cosas para donar. Y caminando vi lo que solo había visto en fotos, un edificio derrumbado, como si fuera un sándwich de cemento, fue impresionante ver la magnitud del desastre, pero me impresionó más la cantidad de gente que había ayudando, entre rescatistas, militares, policías, voluntarios que de mano en mano intentaban sacar los escombros para ayudar a las personas a salir. También vi vecinos organizándose para ir a ayudar. Jamás pensé que el pueblo mexicano se volviera a unir por la desgracia de la misma forma que en 1985 lo hizo. Ese día me sentí orgullosa de ser mexicana. 

Las noticias seguían, otros edificios se colapsaban, otros edificios eran evacuados por su alto riesgo de derrumbe. Hasta hoy no conozco a nadie que haya tenido que ser rescatado o haya fallecido. Pero México tuvo muchas pérdidas humanas. Muchas mascotas se perdieron, unas saltaron de sus balcones, otras corrieron asustadas. Algunas personas y algunas mascotas han sido rescatadas y devueltas a sus familias, otras han cruzado el arcoíris. La cifra de desaparecidos disminuye y aumenta la de fallecidos.

Aún hoy, 2 de octubre, el temblor sigue siendo tema de conversación, todos decimos que fue terrible, que se sintió horrible, que nos dio miedo. Lo peor, para mí, es que no se escuchó en ningún momento la alerta sísmica en donde trabajo, ni en las calles. En la Ciudad de México, sonó cuando ya había empezado el temblor.

El 7 de septiembre había habido un temblor, incluso más fuerte que el terremoto del 85, de 8.2 de intensidad. Esa noche si había sonado la alerta sísmica, sonó aproximadamente 50 o 60 segundos antes del temblor, que sí, se sintió feo, pero no tan terrible como el del 19 de septiembre del 2017.

Siempre la gente escuchaba que iba a temblar más fuerte que en 1985, sabíamos que iba a pasar, pero ciertamente, por lo menos yo, nunca pensé que lo viviría, que la gente saldría a montones a las calles a ayudar con sus manos a quitar escombros para sacar gente de los derrumbes, nunca pensé que Twitter sería una herramienta tan útil como lo fue.

Suponemos que volverá a temblar, no sabemos cuando, no sabremos donde estaremos, si en casa, en camino, en el trabajo, pero debemos de prepararnos. Aún hoy siguen sacando personas de los escombros, tristemente sin vida. Las noticias nos dan a conocer que parte de la tragedia la ocasionó esa corrupción que invade a México como un cáncer. Esperemos que haya justicia para aquellos que perdieron la vida o sus casas a causa de este temblor. Esperemos que México se prepare mejor para el próximo terremoto. Esperemos que el pueblo mexicano siga siendo solidario en las desgracias.

Anuncios

Marcelino Perelló, Vergüenza en Radio UNAM 

“Si no hay verga, no hay violación” así dijo Marcelino Perelló, un personaje que por lo menos yo, hasta el día de hoy desconocía totalmente. Pocas cosas indignan tanto y este simple y vulgar comentario, por lo menos a mí, me ha indignado demasiado. 

El susodicho personaje mencionó esta “célebre” frase en un programa llamado “Sentido contrario”, nada más y nada menos que en Radio UNAM, lo cual me decepciona enormemente. Dado que yo he estudiado aproximadamente unos 15 años en la UNAM, me enfurece realmente que personajes que trabajen en Radio UNAM hagan comentarios tan retrógrados,  ignorantes, sexistas, machistas y misóginos. ¿Quién contrató a este personaje en la UNAM? ¿Sólo porqué fue dirigente del movimiento de 1968 lo contrataron? ¿Quién le dio libertad de expresarse así de las mujeres?

Acompañado de Javier Platas y de una mujer, de quien desconozco el nombre, que se limita a decir monosílabos que son desechados por el “locutor”, Marcelino Perelló dijo y cito “Consideró (el Porky que fue amparado) que (Dafne) estaba muy buena y metible” “Tampoco eso, de que te metan los dedos es para armar un desmadre estrepitoso” “La violación implica necesariamente verga, si no hay verga, no hay violación, ósea, con palos de escoba, dedos y vibradores no hay violaciones, hay una violación a la dignidad si tú quieres, pero de esas hay muchos tipos” “Si sucede, sobre todo con las viejas cuero, incluso la violación, no hay para qué desgarrarse las vestiduras, si les gusta, no te hagas pendeja Laberinto (supongo que así le llaman a la mujer que los acompaña en la emisión, la cual contesta que no, que a ella no) bueno a ti no, pero hay mujeres que solo han sentido un orgasmo cuando han sido violadas, eso es algo registrado en la literatura especializada, cuando no hay culpa, es decir, cuando te violan, entonces tú no tienes ninguna responsabilidad, te violaron, entonces gozas, por que de otra manera, al estar gozando del pecado original, ósea, coger sigue siendo pecaminoso, no solo en la religión cristiana, no solo en la configuración ideológica occidental, no me negarás que en los juegos sexuales está implícita la violencia, la violación, son frecuentes las prácticas del golpeo, el amarrar, pero comunes” “Esto de común acuerdo no hace más que remitir al hecho del placer que conlleva el ser forzada, también para los hombres”

Él es el secretario general del Museo universitario del Chopo, articulista de un diario nacional y es funcionario de la UNAM, presentador del programa “Sentido contrario”

Yo simplemente no entiendo como es posible que alguien, cualquiera, hable de esa forma, con esas palabras tan soeces en la radio de la UNAM, que se supone es una radio respetable, no entiendo cómo es posible que en pleno siglo XXI haya alguien tan retrógrado que ofende no sólo a la chica veracruzana violada por el Porky amparado, no solo a las mujeres que han sido violadas por desconocidos o por conocidos, sino que ofende a todas las mujeres que por lo visto tenemos que seguir defendiendo nuestros derechos, no como feministas o feminazis, sino como mujeres, porque aún existen hombres como este tipo no creen que nos debemos de quejar de una mirada lasciva, de un “piropo”, o  que piensan que meterle los dedos a una mujer en la vagina no es violación, pensamiento que es totalmente equiparable a lo que hizo el juez al brindarle el amparo al famoso Porky, decir que no tuvo placer sexual con el hecho, que afortunadamente está tipificado en el código penal federal art 265 “Al que por medio de la violencia física o moral realice cópula con persona de cualquier sexo, se le impondrá prision de ocho a catorce años. Para los efectos de este artículo, se entiende como cópula, la introducción del miembro viril en el cuerpo de la víctima por vía vaginal, anal u oral independientemente de su sexo. Se considerará también como violación y se sancionará con prision d economía a catorce años, al que introduzca por vía vaginal o anal cualquier elemento o instrumento distinto al miembro viril, por medio de la violencia física o moral, sea cual fuere el sexo del ofendido” Así que aunque este personaje crea que no es un delito, el Código Penal Federal si lo reconoce como tal. 

Si a Nicolás Alvarado lo destituyeron de TV UNAM por expresar su opinión educadamente en un medio que no era TV UNAM, exigimos que a este personaje lo despidan inmediatamente por que está expresando su opinión con palabras vulgares y ofendiendo a todas las mujeres. 

Intelectuales en la televisión mexicana

Hace no mucho tiempo atrás la pantalla de la televisión mexicana abierta se llenó de imágenes de una pareja que aunque no tenían mucho que ofrecer intelectualmente llegó a pesar de todo y todos a la presidencia de México. En contra de las predicciones, a pesar de que se demostró que el candidato no leía ni por su propio beneficio, de que la primera dama se encontraba entre las actrices más legos del país y de que la familia del candidato comprobó su falta de educación y respeto hacia el pueblo mexicano. En pocas palabras, la televisión mexicana ayudó en gran parte a colocar al presidente de México.

En esta última semana otra actriz en México dijo que el alza del dólar no afectaba a la economía mexicana, lo dijo a televisión nacional, en un horario estelar, en un programa que ven principalmente las amas de casa. He de agregar que este programa no se caracteriza por panelistas intelectuales, aunado a que su horario es el del trabajo y escuela de mucha gente de los que tenemos una vida laboral o escolar. Todo ello sin menospreciar a las amas de casa y a su fiel público.

Así como los médicos tenemos que tener la responsabilidad de lo que hacemos con los pacientes, pues si cometemos un error, fallece un ser humano. Los arquitectos deben de tener responsabilidad al construir un edificio, ya que si se equivocan, se pierde un edificio y vidas. Los farmacéuticos deben de responsabilizarse de sus acciones, pues si se equivocan, hay gente que podría tener reacciones adversas, no lograr una cura, etc. Toda persona que tiene un trabajo se debe de responsabilizar de su labor. Más aún si tienes el poder de comunicar tus ideas, tus palabras a miles de personas, como lo es un comunicador en televisión abierta a nivel nacional.

Todos cometemos errores, si bien es cierto. Pero hay de errores a errores. Hay que tomar la responsabilidad de nuestros errores y no intentar lavar nuestras manos para salir indemnes de ellos. Si estás diciendo una mentira, por ignorancia, porque te pagaron por decirlo, porque es un guión, en televisión nacional, debes de asumir tu responsabilidad, corregir lo que estás diciendo. Aunque lo ideal sería no decirlo.

Si hay programas en la televisión mexicana como Laura en América (que actualmente por fortuna se encuentra fuera del aire) en donde muestran casos falsos como reales, si logró colocar un presidente, si día a día se dicen mentiras como verdades en televisión nacional, quiere decir que la televisión es un medio de comunicación muy poderoso, en el cual por una módica cantidad se puede colocar lo que uno quiera, que hay muchas personas que se creen todo lo que se ven en ella, que hay personas que no se informan.

Y aunque se necesitan programas para entretener, éstos deberían de tener cierta calidad. Nunca entenderé porqué el pueblo mexicano acepta la televisión basura. Es muy triste ver como hay gente que aún hoy, con tanta información de tan fácil acceso, acepta la mala calidad para entrar a sus hogares, para educar a su familia, como modelos a seguir. En vez de progresar, México y su gente, va hacia atrás.

No importa, si quieren pensarlo, lo que haya dicho, la estupidez que dijo esta actriz, porque periodista no es. El decir esto sería un insulto a los verdaderos periodistas. Lo que importa y lo que preocupa es la ligereza con la que se intenta lavar las manos, minimizar el problema de la televisión basura, que es la que termina educando en gran parte de los hogares mexicanos, mismos que finalmente votan por el mismo partido que durante 70 años robó al país.

Finalmente cada país tiene el gobierno y la televisión que se merece. Si el pueblo se encuentra adormecido e ignorante, seguirá teniendo un gobierno corrupto y la televisión ignorante, basura y sin beneficio a la población.

La hipocresía de Epigmenio Ibarra

Hay un post que critica a Epigmenio Ibarra y sus tweets sobre Ayotzinapa. He aquí el link ¿Retuiteando a Epigmenio Ibarra y creyendo que ayudas a Ayotzinapa?

Y si, ciertamente de cierta manera podría no estar de acuerdo. Es hipocresía pura. Pero lo es tanto de la televisión, del productor y del pueblo.

De la televisión porque a las empresas que figuran en este sector lo único que les interesa es vender, sin importar si su contenido es de calidad o no. Es verdad que esta serie no está basada en hechos totalmente reales, todo parecido con la realidad es pura coincidencia, podrán decir. Pero si hablamos de calidad en el contenido televisivo mexicano, este tipo de series es mejor que muchos otros programas que pasan en la televisión basura. Finalmente el objetivo de las televisoras es vender, si hay alguien que lo compre, seguirán vendiendo.

Del productor porque una parte de su trabajo es obtener “fama”, tal vez es a cualquier costo, tal vez esos tuits los escribe realmente de corazón, no lo sé, no lo conozco como para dar una mejor opinión. Sin embargo es el tema que está de “moda” por así decirlo. Y si hablamos de izquierdas, la “izquierda” mexicana, no es realmente una verdadera izquierda, solo le interesa conseguir los votos de la gente, no siempre diciendo o haciendo cosas coherentes o de izquierda, tal vez solo siendo populistas, convencen a la gente con palabras, unas cuantas acciones y así ganan unos cuantos votos.

Del pueblo porque el pueblo mexicano tiene la memoria de un alfiler, un día se acuerda de un hecho y al otro día lo olvida, sin quitarle importancia al suceso de Ayotzinapa, han sucedido en pocos años muchas tragedias, desde Acteal, la guardería ABC, las muertas de Juarez, etc., y de esos hechos no hay tuits, ni hashtags, ni trending topic, ¿Por qué? son igualmente importantes todas y cada una de esas muertes y no por ello le dan el mismo peso en las redes sociales. Hoy es Ayotzinapa, mañana, quien sabe…

Ojalá que los estudiantes y sus familias obtengan la justicia que merecen. Esta respetuosa opinión es meramente personal, no espero que alguien más la comparta.

#PartoHumanizado… en serio ?? #ParenDeMamar

Y estaba yo casual entreteniéndome, como siempre en el Twitter, cuando me encontré con un tweet del #PartoHumanizado, soy médico, tenía que abrirlo, leerlo enterito y la conclusión a la que llegué fue que la estupidez humana no tiene límites…

El parto humanizado es tener un parto en casa, atendida por parteras… la simple idea a mi, como médico y como mujer me parece aberrante… tomando en cuenta que la última vez que supe de una partera que atendió un parto todo terminó con un óbito (bebé fallecido en el vientre materno) porque ésta, muy “inteligentemente” cortó el cordón umbilical cuando el bebé aún no había nacido después de más de 24 horas de trabajo de parto

Y como dije, me leí entero el artículo, dice que tomando en cuenta que todo el embarazo fue normoevolutivo (sin complicaciones), con control con una ginecóloga (no logro concebir que ginecólogo puede estar de acuerdo con el parto humanizado) y con un hospital a 20 minutos (ufff… que alivio) se decidieron por este “método” de tener a su bebé en su casa. Lo peor es que dice que estuvo coronando la bebé ¡¡¡durante 2 horas!!! Según la que escribe, no tuvo sufrimiento fetal… yo pienso que siendo atendida por parteras, ni siquiera se habrían dado cuenta…

Y lo siento, habrá algunas parteras buenas, pero no las he conocido. Soy mujer y nunca me dejaría atender por una partera. Nunca podría arriesgar de esa manera a alguno de mis hijos, teniendo un parto en mi casa, por muy normoevolutivo que sea el embarazo y por muy cuidadosas que sean las parteras, existen mil y un cosas que se pueden complicar y terminar en la muerte de uno o de ambos. En el caso del artículo tenía doble circular de cordón y ¡¡¡no lo sabían!!! De inicio eso es grave, obviamente no era un parto normal, necesitaba vigilancia. No soy ginecóloga, pero sé que eso puede conllevar a sufrimiento fetal agudo y posterior fallecimiento del producto o secuelas neurológicas importantes. No con solo tomar ácido fólico se libran estas secuelas.

Si se supone que los hijos son lo más importante que tienen las madres, no entiendo como pueden arriesgar su vida así, y obviamente también arriesgan la propia. En menos de 5 minutos, puede fallecer un producto y ¿se arriesgan a esto? Y lo peor es que no lo hacen solas esta práctica, ¡¡¡sino que lo promueven!!! Si la población mexicana estuviese educada, tal vez no sería tan malo. Pero estamos en una sociedad en la que abundan los analfabetas funcionales

¿Cuántas veces no se ha visto que se quejan de que no atendieron a una embarazada en un hospital y su hijo nace fuera del hospital? ¿Cuántos médicos no habrán sido demandados por hombres, cuyas esposas fallecieron por llegar tarde al hospital? ¿Cuántos niños no tendrán algún tipo de secuelas por no tener una óptima atención médica durante el nacimiento?

Lo dicen fácil, pero si hubiera tenido alguna complicación ¿se lo hubiera podido perdonar? Que por seguir una “moda” le hubiera sucedido algo grave a su bebé o a ella, pero como dice que tenía el hospital a 20 minutos, ya era un gran alivio ¿no? Seamos serios, ¿cuánto tiempo se tarda una persona en salir de su casa a toda prisa, con trabajo de parto y llegar a un hospital? y no solamente es llegar al hospital, sino entrar al quirófano de urgencia o ser atendida por un médico… No todos podemos acudir al Médica Sur o a algún Hospital Angeles para ser atendidos en cuanto lleguemos…

Como siempre digo, bendita ignorancia…

Aquí el artículo que les menciono: Tenerse confianza… Es increíble que promuevan este tipo de prácticas sin tener pleno conocimiento de los pros y los contras.

Gasland. El gas de la muerte

Como sabrán los que me conocen o me siguen en Facebook, en estas épocas estoy estudiando economía y un propedéutico para una maestría que lleva la materia de economía. Siempre me ha gustado que los maestros nos pongan a leer o estudiar temas que llevan a preguntarme tantas cosas, que me lleven a buscar más sobre el tema o que simplemente me den una idea de un post y como hace mucho que no lo hago, además de que este tema está de moda por la reciente aprobada reforma energética, creo que es importante postear esta tarea

La tarea fue un resumen de un documental llamado Gasland… El gas de la muerte,  es un documental estadounidense hecho por Josh Fox, quien es un director y activista ambientalista, cuenta con una nominación al Oscar como Mejor documental en 2010

La historia empieza con una carta que recibe Josh Fox sobre vender su casa y sus terrenos por $100,000 de parte de una compañía de gas natural, para la extracción de éste. Su procedimiento de extracción lo refiere como “fracturación hidráulica” en donde se perfora un pozo vertical a cierta profundidad y después de gira el taladro 90º para realizar un túnel horizontal y cuando llega a la profundidad adecuada se inyecta agua a presión con ciertos químicos para favorecer la producción de grietas alrededor del túnel y así lograr una mejor y más fácil extracción del gas natural.

Durante el documental muestra múltiples familias enteras que viven en casas cercanas de estos pozos de gas natural, que son incapaces de usar el agua que sale del subsuelo de sus terrenos, que llegan a contener estos productos químicos que son derramados en la producción de estos pozos, muestra en algunas viviendas como al acercar un encendedor, una llama, simplemente se prende el agua con una pequeña explosión, en una casa, acumulan agua en un tanque y acercan un soplete, provocando la aglomeración de productos químicos formando un material parecido al plástico. Desafortunadamente no todas estas familias se percatan de la contaminación del agua inmediatamente, menciona que a pesar de que existió una familia que inmediatamente evidenció el cambio de color, sabor y aroma del agua que consumían, existieron familias que no se percataron de esta contaminación y siguieron consumiéndola, lo que les ocasionó enfermedades a ellos y a sus animales y mascotas, ya que evidentemente esta agua no puede ser ingerida, fue enviada para su estudio y el resultado es que no se debe ni tener contacto con ella. Sin embargo, lo que menciona este documental es que algunos de los hogares cercanos a los pozos, con el agua contaminada, inconsumible, se dedican a la ganadería. A pesar de que estas familias, son forzadas a comprar agua potable, por no poder consumir el agua corriente de sus casas, al ganado lo alimentan con pastura que fue regada con esta agua, e incluso les dan de beber esta agua contaminada. Cabe mencionar que estas reces son para consumo humano

Muestra como se realizan estos pozos, usando cientos de camiones de carga para llevar la tierra y material extraído por su construcción, refiere que al igual que sale tierra, entra agua por centenas de camiones, entre 500 y 600 camiones cisternas, la mitad de esta, ya contaminada igualmente sale de los pozos y es acumulada en pozos de arcilla de agua llamada industrial, donde parte se filtra nuevamente al subsuelo, parte es evaporada por pulverizadores al medio ambiente, para muchas veces regresar al subsuelo en forma de lluvia ácida, y en algunos pozos, es desechada directamente hacia el océano, principalmente al Golfo de México, con cada pozo viene una pequeña refinería que evapora sustancias que van junto con el gas natural, entre los cuales se encuentra agua, benceno, tolueno, xileno, entre otros, posteriormente el gas se bombea a un gasoducto para ser refinado y almacenado en una unidad de almacenamiento, en tanques de condensación los cuales continúan liberando al medio ambiente elevando la concentración de ozono, ocasionando una mayor contaminación que la que es producida por los autos

Acude a un sitio llamado Garfield en donde existen cerca de 5000 pozos en donde la población comenzó a tener enfermedades ocasionadas por la gran contaminación producida por estos pozos como cefaleas migrañosas, intoxicaciones de benceno y tolueno, malestar general, asma, entre otras enfermedades. Sin embargo estas personas que tuvieron daños en la salud se “arreglaron” con la empresa y fueron indemnizados, firmando un contrato de confidencialidad

Al igual que los pozos petroleros, menciona que estos pozos de gas natural son propensos a incendiarse y explotar emitiendo una temperatura muy elevada aunque no se esté cerca de este pozo, evaporando aún los productos químicos, y a pesar de que se apaguen dichos incendios, quedan secuelas al ser destruidos estos pozos en los sitios donde estuvieron como la liberación del gas natural por grietas que permiten el escape de benceno, tolueno entre otros productos químicos que terminan con la muerte de animales y plantas, además de que estas fugas pueden ocasionar más incendios por ser inflamables

Mencionan 900 productos químicos emitidos por estos pozos, de los cuales se han identificado cerca de 596, los cuales se saben que tienen graves consecuencias neurológicas iniciando con cefaleas, acúfenos (zumbidos en los oídos), mareos, desorientación, finalizando con una neuropatía periférica con lesiones irreversibles a nivel central (en el cerebro), edema, pérdida del sentido del olfato secundario al sulfuro de hidrógeno, pérdida del sentido del gusto

Muestra además una entrevista con un burócrata del Departamento de Protección Ambiental quien entre ignorancia y ganas de ocultar la verdad, dice que todo lo que ha encontrado en múltiples sitios donde se instalan estos pozos no existe, que él debería de enterarse en caso de que esto “sucediera”, haciendo caso omiso de todos los hechos que le narra

Casi al final nos menciona una sesión del congreso debatiendo la contaminación de los manto acuíferos ocasionado por los pozos de gas natural, existen las dos posturas, las que dicen que está contaminando, los que dicen que no es verdad, incluso tocan el tema del terrorismo por el petróleo en la postura defensora del gas natural, a pesar de notarse el nerviosismo de los defensores, de la ignorancia sobre el tema, sin querer mencionar todos y cada uno de los productos químicos que son involucrados en el proceso de la fracturación hidráulica, pasó la ley de ésta, sin defender el agua de la contaminación que se espera

Realmente es un buen documental, mostrando paso a paso la fracturación hidráulica, la contaminación que ocasiona a grandes rasgos, la lucha de la gente en contra de los pozos de gas natural que desafortunadamente lo están vendiendo en todo el mundo como la fuente energética del mañana, siendo que, a mi consideración podría resultar más dañino que el consumo del carbón y petróleo, equiparándose quizá con los daños que pudiese llegar a ocasionar la energía nuclear en alguna catástrofe

Si me hubieran dicho que esto está pasando en México desde hace unos años lo hubiera creído, no me hubiera asombrado, sin embargo, me llama la atención que es en Estados Unidos donde desde hace más de 50 años esta contaminación empezó enfrente de la nariz de los gobernantes y éstos dejaron que sucediera, sintiendo al gobierno mexicano como el gran corrupto a nivel mundial, me ha llamado la atención de que el gobierno estadounidense se equipara al nuestro en este aspecto. Realmente es impresionante lo que puede destruir el dinero y la ambición

La historia pareciese salida de una película de Julia Roberts, pero desafortunadamente es verdad y probablemente próximo a realizarse en México

Ojalá se pudiera dar más propaganda a este video y a la segunda parte del mismo, en el momento en el que yo lo vi tenía 33 538 reproducciones, ya que siendo que tarda 1.42 hr supongo que no toda la gente lo ve completo.

El mundo de hoy esta lleno de ignorancia y esa ignorancia es la que se va a llevar al mundo a su destrucción

Ojalá que vean este video, realmente es muy interesante y deja con muchas dudas. A pesar de todo no parece ser tan tóxico a simple vista, pero creo que a nivel salud están implicados más síntomas, los cuales serían interesantes de investigar. Y lo más importante, dar propaganda a este tema. Recientemente como había mencionado se aceptó la reforma energética previo pago de 15 millones de pesos a cada diputado, casual, por 15 millones de pesos están vendiendo la salud de los mexicanos, el agua de México y muchas cosas más. Sé que no soy experta del tema, pero esto es solo parte de lo que nos espera. Dicen que en Sinaloa ya se están amparando en contra de la “facturación hidráulica” pero ¿Sólo en Sinaloa se provocará esto? ¿Realmente podremos detenerlo en caso de que empiecen a invadirnos con su maquinaria?

Un buen sueño sería que esto no pasara, pero quizá pase y hay que estar bien enterado

Denle like, compartir y vean el video que les dejo aquí abajo

Ignorancia, indiferencia e ineptitud

Venía como todos los días viajando en el metro, medio de transporte usado por la población en general el día de hoy, y de manera diferente a lo usual, se subió un chico promocionando un panfleto sobre la reforma energética, a un precio “alto” 10 pesos, aunque he de decir que era un buen material tanto en el contenido como en la presentación, de lo que me percaté fue que nadie más que yo lo compró, la conclusión a la que llegué fue que a nadie más le interesó la reforma energética, es decir, la reforma que involucra a todos los mexicanos directa o indirectamente no es del interés del público en general

He de decir que no soy muy letrada sobre el tema, de hecho, por eso compré el panfleto, para enterarme de algo que tristemente ya esta aprobado, que ciertamente fue tarde el haberme enterado, pero más vale tarde que nunca.

Lo peor es que la gente esta críticamente desinformada y desinteresada sobre ésta y otras situaciones más importantes; la gente fue feliz mientras que la selección mexicana se encontraba en el mundial, la gente (la mayoría) es feliz viendo cosas tan banales como Laura Bozzo y las telenovelas  incluyendo la Rosa de Guadalupe (están en la pantalla porque las ven)

Y esto es de esperarse, la mayoría de la gente no abre un libro, ni por accidente, la mayoría tiene una escolaridad mínima, si bien van, llegan a la prepa y lo peor y triste es que los que llegan a la universidad y la acaban siguen sin interesarse en estos tópicos, y si a uno se le ocurre seguir estudiando o estudiar otra cosa (como a mí) nos tildan de que no sabemos lo que queremos, que para que seguimos estudiando, críticas y más críticas, cuando lo ideal, para hacer que avance México sería seguir educándose, y eso el gobierno lo sabe, tan lo sabe que están haciendo ajustes a la educación, no solamente con la reforma de los maestros, sino que están eliminando oportunidades para estudiar como la prepa abierta

Pero bueno, quejarse de que no se interesan por lo que hace el gobierno es mucho, siendo médico me doy cuenta de como ni siquiera se interesan en su bienestar, en su salud, lo que yo considero lo más importante que puede tener el ser humano, ya que sin ella no podemos obtener más cosas. Para demostrarlo solo hay que ver los hospitales y porque está la gente en ellos, muchos tienen diabetes, hipertensión y todas sus múltiples complicaciones, ya sea porque no van a los controles médicos, porque no siguen sus indicaciones, etc., y lo peor es que médicos que padecen estas enfermedades igualmente no se cuidan. A pesar de que se supone que los médicos deberían de ser los más letrados, tristemente no lo somos, se agregan a ese público que no se interesa por la política que es un mal necesario de investigar y conocer

Ojalá hubiera una mejor educación en México y no solamente a nivel académico, sino a nivel civismo que esta muy mínimo y solo hay que ver a la gente en las calles para comprobarlo, hace poco vi a una señora de edad dandole el asiento a un niño!!! es decir, la gente y en especial las mujeres mexicanas educan a los niños para ser maleducados con las demás personas, se comportan como en las películas antiguas mexicanas con toda clase de abnegación deplorable, como dicen: la educación se inicia en casa y para mi muy personal punto de vista, ese tipo de educación que están teniendo las próximas generaciones no van a llevar a México a ningún lado

Y ¿cómo mejorar esto? leer, seguir aprendiendo, aprender de otras culturas que han salido adelante, levantar la voz ante el gobierno corrupto e incompetente, esperando a que nos escuche, quizá si salen multitudes a las calles, otra sea nuestra historia